lunes, 10 de diciembre de 2007

Soy un arbol...



Soy un árbol.....
mis raices hundidas en lo más profundo del alma
y la humedad de mis lágrimas
nutriendo el resto del tronco,
más no brota una sola hoja....
no depende de mí...
espero que surja el sol
y permita que la vida llene de nuevo mis ramas
del color de la esperanza


7 comentarios:

Álex dijo...

De "El color púrpura": ¿te has fijado que los árboles, salvo andar, hacen de todo para llamar la atención, para que los quieras?. "Creo que Dios se mosquea si pasas por el campo sin fijarte en el color púrpura" ¿Y qué haría Dios si se mosquea? "Pues crear más cosas para agradarte".

Oye, el solo, ¿tiene nombre? No me hagas caso.

Un abrazo púrpura

LlunA dijo...

En esta vida he aprendido que finalmente el sol, sale siempre que uno quiere. Que de nosotros depende que se vayan lejos las nubes negras...sopla con fuerza.

Un besote

by chacho dijo...

Sabes que tienes fuerza y entereza suficiente, no sólo para que resurgan las hojas, también puedes aspirar a la más bella flor. Lo sabes.

.. y si depende de uno mismo..
es cuestión de actitud, creeme.
Para lo que sea ya sabes donde estamos.

La gata sobre el tejado dijo...

Alex, el color purpura de tu esperanza me sorprende, y que últimamente tengas tanto en tus palabra a Dios, tambien!! (esto tambien me preocupa)

Sobre lo de no hacerte caso.... y lo de si tiene nombre... ¿quien? Yo tengo un nombre, como buena gata domestica... para ir ha hacer cariños cuando me llaman.

Un ronroneo...

La gata sobre el tejado dijo...

Muchas gracias LLuna....
Creo tambien que despues de la tormenta llega la calma, pero me descoloca mucho todas las circunstancias que influyen en que la tormenta se alargue mas de la cuenta....

Gracias por la fuerza

Un beso linda

La gata sobre el tejado dijo...

Chachooo!!!! pero que te pasa con los comentarios!!! Bueno, lindo, lo importante no es el color, es el poder cambiar el prima con el que se mira.... Tienes razon, pero hay momentos en los que la fuerza nos falla, y esperamos a que el sol, en este caso cambie el color de nuestras lentes.

Gracias por los madrugones de risas que nos pegamos

Un abrazo

Álex dijo...

ja ja, ya a m� tambi�n me preocupa, cuando un ateo nombra a Dios el mundo est� al borde de la ruina.

Otro ronroneo