sábado, 28 de abril de 2007

Desde Canarias con amor....





Cuando salí de allí unas lágrimas brotaron en mis ojos, no quería marcharme..... Volvía al asfalto, los coches, la monotonía....
Sentí que ya no quedaba nada....
...ninguna puerta que abrir....
...ninguna por cerrar....



En mi corazón confluyen demasiados sentimientos, mi alma navega por un mar de nubes y me siento nutrida, enriquecida....


Tengo ganas de estrenar mis nuevas alas, poder sentir la brisa del océano en mi cara y regresar....

Regresar a por la parte de mí que no quiso volver aquella tarde... Reencontrarme...


Y empezar a no tener miedo, sentirme fuerte frente a todo, segura de mis decisiones y hacia dónde me lleva la vida.

Decidida.....

Decidida a tomar las riendas

A marcarme el rumbo...


















Seguir mi destino,
hacerle caso a mis intuiciones...
dejarme llevar...

Mirar al frente ...
sentir que no puedo dejar de hacer lo que me pide el cuerpo.... el alma...

Sentirme viva



Aprovechar cada momento, exprimirlo al máximo, difrutarlo, sentirlo...

Experimentar.....

Descubrir......





AMAR

CADA MINUTO

COMO SI FUERA EL ÚLTIMO


4 comentarios:

El chico del mono loco dijo...

Sinceramente, para poder disfrutar de alas nuevas, se ha de soltar mucho lastre. Ánimo, valiente. Desata las cadenas y aletea libremente, vuela alto y planea gozando de la brisa oceánica. ¡Qué bonito es el azul del océano en Canarias!

Un abrazote.

MARCO POLO dijo...

Eres una trotamundos, el viaje es tu manera de ser. Sigue viajando, sientete libre, aunque sólo sea en tu imaginación. Sigue viajando y, por supuesto, cuentanoslo.
Un beso gaupetona.

el chacho dijo...

no cambies nunca. Sigue con esa misma actitud y algun dia, recogeras todo aquello que mereces

coseta bonica!!!

CÂRLOSS dijo...

pero si estuviste en mi isla!!!!!

qué bien... he estado revisando más a fondo tu blog y quiero decirte que me encanta...

entiendo tus sentimientos... pero se producen siempre que uno sale a renovarse y cuando vuelve siente eso... yo acabo de llegar de Lanzarote a Tenerife, donde vivo, y me ha dado mucha pena volver a la normalidad, a pesar de que es igualmente una isla, y como habrás comprobado, preciosa!!!! pero tenemos que utilizar estos viajes para renovarnos, llenarnos de nuevas energías y empezar con más fuerza!!!!

un saludo!!!!!