viernes, 23 de septiembre de 2005

El camino de la Vida

Lluvia de hojas rojas,
brisa de agua clara,
húmedo corazón que late
en el otoño de la tierra.

Media luna de aliento de vida
suave nacimiento
que respira recuerdos y memoria,
áspero crecimiento
que absorbe aires nuevos
y cambia el átomo de la existencia.
Toda la energía se transforma
para tranquilizar la madurez
de tus ojos limpios,
tranquilos, muertos...

Despertar en la vejez
y alimentarse de la vida pasada
la historia contanda
de sueños irrealizados
que nos susurran
cómo renacer.